jueves, 28 de abril de 2011

La historia más triste del mundo, Francisco Castillo Martos

Cuéntanos, ¿por qué tu historia es la más triste del mundo? Con este enunciado, el locutor del programa de radio invita a los espectadores y en especial, al confidente a que empiece a narrar su historia particular.

En nuestro caso podemos leer la historia de Pau, un chico barcelonés que reside en Madrid y al que su novio le ha dejado; éste es el detonante para narrar su historia, un alma en pena desorientado por las calles de Madrid, que encontrará cobijo en el tugurío de Manuela.

Taberna Manolita le dará energías renovadas y suficientes buenas razones para superar un mal bache y empezar una nueva vida, repleta de vivencias y amistades que tendrá que ir descubriendo.

"Al oír la orden, los otros tres policías se dispersaron por el bar y empezaron a reclamar la documentación. Todos expusieron su documentación a la vista de los agentes, estos miraban las acreditaciones con escaso recelo en el caso de los clientes y con mayor detenimiento en el de los chaperos y travestis."

Entrada relacionada: Entrevista sobre La historia más triste del mundo

Observaciones: Odisea, 2010.

Sinopsis (editorial): Para amar, hay que hacerlo con pasión; por eso las historias más tristes del mundo son las historias de desamor. Y así es La historia más triste del mundo, finalista del XII Premio Odisea de Literatura. Pau se entregó por completo a Jesús y éste le correspondió con el abandono.

El abandono de Jesús deja sumido a Pau en el caos más absoluto. Exhausto y perdido, Pau deambula por un Madrid desconocido en busca de un calor ficticio que le cure las heridas. Sin más lágrimas que derramar, Pau se topa una noche con Rosi, la Roja, que, sin querer, lo rescatará de su cautiverio. La peculiar fauna de la castiza Taberna Manolita acompañará a Pau en su viaje para recuperar su identidad perdida y aprender a desamar.

“Mila y Lydia también han sufrido por amor, por eso completan ‘La historia más triste del mundo’ con dos excelentes prólogos”

Una lección ejemplar sobre cómo superar aquellos grandes amores que nos han marcado de por vida. Con un estilo distinguido y melancólico, Francisco Castillo Martos nos conmueve con este brillante relato. Si alguna vez has sufrido por amor, La historia más triste del mundo también es tu historia.

Bio: Francisco Castillo Martos