jueves, 2 de julio de 2009

Entrevista a Ronan Risselin

Realidad lgtb España 2009

Ronan Risselin, director editorial de la revista Moxow


- ¿Estás orgulloso de los actos que se organizan con motivo de la celebración del Orgullo?
No me siento ni orgulloso ni avergonzado. Creo que realmente la gente y los gays destacamos de la semana del orgullo gay, la marcha o desfile final.

El resto de los actos no llaman mucho la atención e interesan siempre a los mismos, es decir, los amig@s de los que los organizan. Quizás esto se puede explicar por la poca calidad de los eventos culturales organizados, por la ausencia de creatividad, por el conformismo de muchos y la falta de apoyo de los medios de comunicación.

En cuanto al desfile del orgullo, creo que con el tiempo se ha convertido en una gran fiesta (es verdad que todo el mundo se lo pasa muy bien).

La parte reivindicativa a parte de no interesar a nadie ha perdido importancia. Creo que tenemos que ver este evento como una especie de carnaval.

Hoy en día en algunas ciudades pequeñas de España y en muchas ciudades del mundo, el Orgullo Gay sigue siendo un momento para reivindicar derechos, respeto y demostrar que uno no tiene porque esconderse, callarse o quedarse en su casa por ser gay. Creo que el Orgullo Gay en estos casos permite a sus participantes decir: ¡Aquí estoy yo! En la revista hemos redactado un artículo sobre la situación de la comunidad LGTB en los países del Este, y hasta hoy participar en la marcha del Orgullo puede ser sinónimo de gran riesgo para la vida de estas personas.

- ¿Crees que realmente se ha producido una normalización en la tolerancia hacia el colectivo lgtb en lo que llevamos de década?
Es verdad que hoy en día la homosexualidad está mucho mejor aceptada. Sin embargo, aún existen situaciones en la vida de todos los días, en las cuales resulta difícil decir que eres gay. Muchos resaltan el hecho de que ahora se ven muchos homosexuales en la televisión y que eso es una muestra de avance social y de aceptación. Yo solo te diría de analizar de qué manera se evoca la homosexualidad en las series TV o qué tipo de personajes gays podemos ver en otros programas, y te darás cuenta que hace falta aún mucho trabajo.

Hay otro aspecto de la tolerancia muy importante: la hipocresía. Mucha gente dice no tener nada en contra de los gays pero rezan para que su hijo no les salga gay… son muchas contradicciones. Para mucha gente ser gay sigue siendo algo anormal. Cuentas veces hemos oído este tipo de conversaciones, “oye sabes que fulano es gay. No me digas...” ¿Tu crees que esto es una muestra de normalización y tolerancia?

- ¿Qué opinión te merece la actuación política en España con respecto a las leyes de adopción para gays y lesbianas?
Bueno me parece bien que unos padres o madres homosexuales puedan adoptar. Cada uno sabe lo que siente, y hay gente que siente la necesidad de educar a un niño. El gobierno hace lo que puede, pero también creo que mientras unos países del extranjero sigan negando la adopción de sus huérfanos a parejas gays, no podremos hacer mucho. Siempre esta la teoría y luego la práctica. A mí me gustaría más que se hiciera algo respeto a las madres de alquiler y que podamos conseguir una solución legal y jurídica para estas mujeres en nuestro país. Beneficiaria tanto a parejas hetero que homo.

- ¿Crees que debería haber más educación en los centros docentes para prevenir la homofobia en las aulas?
Sí, porque los niños pueden ser muy crueles. A través de la revista recibimos muchos testimonios y sabemos que en general los jóvenes homosexuales sufren mucho. Por eso se debe educar a los niños a aceptar a los demás y sus diferencias y a respetarlos. También creo que un niño reproduce lo que ve y oye en casa, puedes intentar educar en clase a un niño a respetar su compañera latina o su compañero gay, pero si en casa los padres hacen todo lo contrario ya me dirás… También se debe ayudar a los jóvenes homosexuales, los profesores, los equipos educativos, la dirección… todos deberían detectar cuando un niño tiene problema y ayudarle. Muchas veces los profesores prefieren callar cuando un niño insulta a otro de maricón. Así que como ves, el problema es más complicado y debe ser enfocado desde todos los ángulos.

- ¿Crees que la vida lgtb en un entorno rural es necesariamente más complicada que en uno urbano? ¿Por qué?
Mucho más. Mira yo vivo en un pueblo de 10.000 habitantes a 25 km de Valencia capital. La gente del pueblo sabe que vivo con mi pareja y todos te miran desde lejos como si fueras un mono de feria. Los peores son los más jóvenes de 18-25. Estos chicos que se creen que por ser gay eres menos hombre. En fin te podría contar muchas cosas, mías y contadas. Solo quiero decir que los medios de comunicación, especialmente los dirigidos al colectivo LGTB, dejen de pensar que solo hay gays en Barcelona y Madrid.

- ¿Consideras que la salida del armario es un concepto obsoleto?
Creo que es una etapa importante en la vida de un gay. ¿Vas a esperar que tus padres te sorprendan besándote o follando con tu chico para decirles que eres gays? Pues no. Yo quise decir a mis padres que era gay, cuando empecé a tener una relación seria, porque no tenia ganas de esconderme o seguir mintiendo sobre mi vida. Yo he decidido que no quería mentir sobre mi vida y punto, y cuando me pregunta alguien ¿Cómo se llama tu novia? Y les digo “Andrés” pues esto es salir del armario. Salir del armario es como un acto liberador, porque un día llega el momento, en el cual sales de una realidad que has creado para entrar en una realidad nueva, la de verdad.

- ¿Crees que en España hay una cultura gay definida? Si es así, ¿crees que está teniendo la difusión y repercusión que merece?
Hay una cultura gay. Existen editoriales destinadas al público gay, que luego eso no impide que interese a un público hetero. Pero en general los libros o comics con una trama puramente gay son leídos por los gays.

Con el cine es un poco diferente. Muchas películas con trama gay han tenido un éxito fuera del ambiente gay.

Los gays somos un colectivo, que ha sufrido mucho y que tiene una historia conjunta. Añade luego a esto, experiencias individuales, pero muy comunes en nuestro colectivo: el desamor, un amor imposible, el engaño, el rechazo social, un jefe homofobo… Bueno pues todo esto hace que tengamos una cierta sensibilidad y que muchas veces nos podemos sentir identificados con la letra de una canción, la historia de un libro o de una película. No tengo problemas con los artistas que se han convertido en parte de la cultura gay porque el colectivo en su conjunto lo ha querido. Lo que sí, no me gustan los que intentan hacerse querer por los gays, entrar a ser parte de la cultura gay. Es como sí intentarán entrar en un zapato demasiado pequeño con la ayuda de un calzador. Duele, no funciona y al final el zapato acaba en la basura. Y de esto hay muchos.

- ¿Cuál es el último libro que te has leido de Narrativa Gay?
Me vas a matar pero hace ya mucho tiempo . Hará como 8 años. Me leí en un verano una serie de libros que se llama “ Las Cronicas de San Francisco”, creo recordar que son 7 tomos. Cuenta la historia de una banda de amigos desde los años dorados de San Francisco hasta la aparición del SIDA en la comunidad gay. Tenía 18 años cuando lo leí y fue super revelador. Fue entonces cuando empecé a entender que era lo que me pasaba. En la historia hay varios personajes gays, y cada vez que puedo recomiendo a la gente buscar estos libros aunque es un poco difícil hacerse con ellos en España. En general suelo dejarme llevar por las listas de ventas y voy siempre a lo seguro. Ahora estoy leyendo el segundo tomo de Millenium, la narrativa no es nada gay… para narrativa gay tengo mi propia vida!!