jueves, 2 de julio de 2009

Entrevista a Tomás Ortiz VI

Realidad lgtb España 2009

Entrevista a Tomás Ortiz, escritor

- ¿Estás orgulloso de los actos que se organizan con motivo de la celebración del Orgullo?
Estoy satisfecho porque es un momento en el que todos, de cualquier condición, celebran la visibilidad de algo que hace tiempo no pudo ser visible. Pero creo que no es orgullo. Esto es como las fiestas de Nochevieja: todo el mundo tiene un espíritu de felicidad y satisfacción, pero los hay que salen a la calle para festejarlo por todo lo alto y quien prefiere celebrarlo en familia. Yo soy de estos últimos.

- ¿Crees que realmente se ha producido una normalización en la tolerancia hacia el colectivo lgtb en lo que llevamos de década?
Se ha producido un avance, pero para la normalización queda aún mucho trabajo que hacer. Normalizar es que una opción sea tan válida como las demás y que por ello no haya que atravesar más obstáculos que el resto. Es evidente que aún no hay tal cosa.

- ¿Qué opinión te merece la actuación política en España con respecto a las leyes de adopción para gays y lesbianas?
Hay avances, y los seguirá habiendo porque es una evolución natural. Está claro que ése es uno de los motivos por los que la normalización es algo lejano.

- ¿Crees que debería haber más educación en los centros docentes para prevenir la homofobia en las aulas?
Sí, pero no sólo en los colegios. La educación básica se imparte en los hogares, y ahí es donde sigue habiendo muchísima homofobia, en el entorno familiar.

- ¿Crees que la vida lgtb en un entorno rural es necesariamente más complicada que en uno urbano? ¿Por qué?
Evidentemente. Pero no es algo exclusivo de esta realidad. También es complicada la vida en un pueblo para quien quiere ser ingeniero de telecomunicaciones porque está a 200 kilómetros de la universidad más cercana. E igual que hay muchos que desisten y al final optan por otros oficios, también sigue habiendo gays en focos rurales que desisten y optan por ocultarse. Cada vez menos, afortunadamente.

- ¿Consideras que la salida del armario es un concepto obsoleto?
Mientras haya gente dentro, no es nada obsoleto. Aún hay entornos familiares o sociales en los que ser abiertamente gay es un grave problema.

- ¿Crees que en España hay una cultura gay definida? Si es así, ¿crees que está teniendo la difusión y repercusión que merece?
Es evidente que hay manifestaciones culturales de contenido gay que se han convertido casi en un movimiento. Y creo que ese movimiento ha conseguido, poco a poco, hacerse un hueco en el panorama general y convertirse en algo habitual y normalmente aceptado. Creo que ésa es la mejor forma de normalizar: que de una manera sutil pero continua una realidad se instale en la sociedad por medio de manifestaciones culturales.

- ¿Cuál es el último libro que te has leido de Narrativa Gay?
No leo mucha literatura denominada "gay". Pero leo muchísimas novelas en las que la realidad gay se presenta como una característica más de este mundo, una característica entre muchas más. Acabo de terminar, por ejemplo, "Las manos cortadas", de Luisgé Martín, una excelente novela que es imposible definir en una frase. Pero me emociona que el narrador, que es un escritor de gira por Chile para presentar su última novela, no dé ningun rodeo ni intente explicar algo como que echa de menos a su marido, que está en Madrid. La novela no tiene nada que ver con una historia gay, pero esos pequeños detalles, que se pierden en la vorágine de una novela de acción y aventuras, son los que ayudan a entender esta realidad.

1 comentario:

...fan number one... dijo...

Que buene entrevista!!! Enhorabuena