miércoles, 1 de julio de 2009

Entrevista a Pablo Castro III

Realidad lgtb España 2009

Entrevista a Nuria C. Botey (Pablo Castro), escritora

- ¿Estás orgulloso de los actos que se organizan con motivo de la celebración del Orgullo?
En términos generales, sí. ¿Cómo no voy a estarlo, si es una de las pocas fiestas laicas que se celebran en las calles de Madrid, ahora que nos han quitado el 2 de Mayo? De todos modos, echo de menos un poco más de representación a nivel institucional... Y con eso no me refiero a que los políticos se hagan "la foto" tras la pancarta, sino a que las reivindicaciones sociopolíticas del mundo lgtb cobren mayor vigencia en las instituciones, porque de otro modo la reivindicación acaba siendo desplazada por la fiesta. No en vamos hemos pasado de salir en "Manifestación" a hacer un "Desfile", ¿no?

- ¿Crees que realmente se ha producido una normalización en la tolerancia hacia el colectivo lgtb en lo que llevamos de década?
Hombre, es evidente que las actitudes de la población general hacia el colectivo se han modificado bastante... Ahora bien, a mí la palabra "tolerancia" me preocupa un poquito, porque entiendo que tolerar tiene una connotación de permitir que implica la superioridad del que permite, y eso no me gusta. Sí creo que se va normalizando la imagen social de gays y lesbianas, pero no soy tan optimista en lo que respecta a transexuales y bisexuales... De todos modos, yo diría que aún queda bastante por hacer.

- ¿Qué opinión te merece la actuación política en España con respecto a las leyes de adopción para gays y lesbianas?
Pues yo diría que es como muchas otras actuaciones: hacemos una ley progresista... pero no concedemos los recursos necesarios para ponerla en práctica, aprobamos Decretos Ley que la modifican, etc, etc. El método de la zanahoria y el palo, vamos.

- ¿Crees que debería haber más educación en los centros docentes para prevenir la homofobia en las aulas?
Indudablemente. La homofobia es una forma de acoso escolar, y sin embargo apenas se trabaja sobre ella, aunque hay muchas evidencias de su existencia, y de los terribles efectos que tiene en quienes la padecen. El problema es que la intervención no puede limitarse a los centros docentes: es necesario integrarla en los programas de las Escuelas de padres, pero también en la formación de los formadores. Lo siento, pero no basta con que los psicólogos, los educadores, y los animadores del colectivo tal o cual se curren un proyecto estupendo para hacer durante un mes con los chavales, si en el resto de sus entornos se tira por tierra este trabajo.

- ¿Crees que la vida lgtb en un entorno rural es necesariamente más complicada que en uno urbano? ¿Por qué?
Me temo que soy cien por cien urbanita, así que puedo equivocarme mucho en este tema. Para empezar, imagino que la existencia o no de dificultades dependerá del número de habitantes del pueblo, de la media de edad, etc, etc... La ventaja de la ciudad es que suele tener una oferta de vida social más variada, de modo que es posible hacer una selección más exhaustiva de tus relaciones, y evitar a la gente que "te toca las narices" con actitudes homófobas, pero imagino que eso se complica más en un entorno rural.

- ¿Consideras que la salida del armario es un concepto obsoleto? ¿Por qué?
Yo creo que antes de salir del armario social, es necesario hacerlo del armario personal (quizá podríamos llamarlo "la mesita de noche", no sé), y por el momento eso no ha cambiado apenas. Por supuesto, siempre habrá personas lgtb que vivan con absoluta naturalidad su diferencia con las heterosexuales desde la más tierna infancia... Pero creo que a día de hoy, todavía son las menos. Los roles de género se ponen en marcha desde que la ecografía revela el sexo del feto a los padres, y eso se generaliza enseguida a las relaciones interpersonales... Y para mí, el proceso de aceptar que tu deseo no se ajusta a lo que socialmente se espera es una salida del armario en toda regla.

- ¿Crees que en España hay una cultura gay definida? Si es así, ¿crees que está teniendo la difusión y repercusión que merece?
Hmmm, qué pregunta... Creo que si existe una cultura gay como tal, no me parece muy definida, pero tampoco creo que eso sea algo realmente negativo, porque cuando una cosa está "muy definida" quiere decir que también está muy limitada, ¿no? Lo que sí me temo es que esos resultados de la cultura gay (cine, literatura, arte, música, cómic, etc.) siguen moviéndose por circuitos de distribución alternativa, salvo contadísimas excepciones, y es el público quien tiene que acercarse a ellos, tenga la orientación sexual que tenga.

- ¿Cuál es el último libro que te has leido de Narrativa Gay?
Tu otra mitad, de Tomás Ortiz, y Ahora es el momento, de Tom Spanbauer. Tengo pendientes El danzarín y la danza, de Holleran y Una vida violenta, de Passolini, así que no me voy a aburrir este verano.