viernes, 3 de junio de 2011

Entrevista sobre El chico del gorro rojo

Entrevista a Javier Herce sobre El chico del gorro rojo:

Tras la publicación de sus novelas El cuaderno de Bruno, Desde aquí hasta tu ventana y su último éxito Cuando acabe el verano; Javier Herce nos vuelve a sorprender con sus historias románticas con El chico del gorro rojo.

- ¿Qué historia nos propones en tu nueva novela?
Es una historia romántica. La búsqueda del príncipe azul y darse cuenta de si existe o no. Julio, el protagonista, va en busca de un ideal y a la vez lucha por conseguir hacer realidad su sueño de convertirse en un fotógrafo profesional, por lo que está dispuesto a dejarlo todo y abandonar su pequeña ciudad… pero se cruza un gorro rojo y todo cambia. Sigue queriendo luchar por su sueño, pero a la vez necesita ir detrás de ese gorro rojo.

- ¿Qué tiene de especial el color rojo?
Es el color de la sangre (Risas). No, en serio. Todo empezó porque un día vi un gorro rojo… Por eso el color. No es que lo haya elegido yo. Me eligió a mí.

- ¿Qué diferencias y semejanzas tiene Julio respecto a los protagonistas de tus novelas anteriores?
Más semejanzas que diferencias. Julio es un soñador, un joven inseguro que quiere enamorarse de verdad y para siempre. La gran diferencia puede que sea que Julio es un poco más ingenuo que los anteriores protagonistas de mis novelas.

- ¿Qué tiene de autobiográfica la novela?
Si nos ponemos a analizarla, podría decirse que nada. Digamos que he cogido pinceladas de aquí, de allí, sitios que conozco, gente que conozco, cosas que he vivido… y con todo eso he creado una historia de ficción… O no, quién sabe (risas). Dejémoslo para la imaginación del lector.

- ¿Qué recomendación les darías a aquellos jóvenes que quieren encontrar su hueco en Madrid?
Lo primero que se lo piensen bien y después que sepan que tienen que estar dispuestos a pasar por ello, porque los comienzos aquí (si vienes como lo hice yo, sin nada y una maleta llena de sueños) no son fáciles. Madrid es una ciudad que al principio, si no eres fuerte, puede contigo, pero a la vez ofrece oportunidades que no encuentras en otra parte.

- El cuaderno de Bruno también se estructura en forma de diario, ¿Qué diferencia existe frente a El chico del gorro rojo?
En realidad El cuaderno de Bruno no es un diario. El protagonista escribió su vida en un momento determinado, pero no en forma de diario. Se diferencian en eso. Bruno escribió sus memorias en un cuaderno, y Julio sus vivencias día a día, a la par que lo iba experimentando, en un diario.

- ¿Por qué te has decantado por el formato de diario?
Porque quería darle más cercanía al personaje. La verdad es que no recuerdo el momento en el que decidí escribirlo en forma de diario. Supongo que porque yo he tenido uno durante años y en un diario se escribe las cosas de forma diferente, como si te las contaras a ti mismo, sin esperar que nadie lo vaya a leer nunca.

- ¿Qué es lo que más te cautiva de la fotografía?
No sabría responderte con exactitud. La fotografía es algo que llevo en la sangre desde que nací, puesto que vengo de una familia de fotógrafos, así que lo mío con una cámara terminó siendo algo inevitable, aunque sigo aprendiendo.

- Pregunta de Julio, ¿Cómo se puede ser tan cínico y tan cerdo? (en referencia a Joshua)
Lamentablemente hay mucha gente así en el mundo y nos tenemos que cruzar con alguno a lo largo de nuestra vida. Hay que saber estar por encima (risas). Tiene que haber de todo…

- ¿Prefieres vivir el hoy o pensar en el futuro?
Prefiero vivir el hoy pensando en el futuro…

- ¿Cómo definirías la sensación de estar enamorado por primera vez?
Yo creo que es un amor idealizado, irreal. Cuando te enamoras por primera vez lo engrandeces todo demasiado y después te das cuenta de que no era un amor de verdad, sino algo inmaduro, porque a amar también se aprende. Lo que pasa es que el primer amor es especial, el que recuerdas siempre.

- ¿Se puede basar la existencia de uno en otra persona?
No es que se pueda, sino que mucha gente lo hace, y es un error. A mí una vez me enseñaron a basar la existencia en uno mismo, que nadie muere por nadie. Cuando basas tu existencia en otra persona, tiendes a anularte y a no pensar en ti. Hay que pensar en la otra persona, por supuesto, pero sin olvidarse de uno mismo.

- Pregunta de Julio, ¿En sólo dos meses puede uno querer tanto a alguien?
La respuesta es relativa, pero yo diría que sí. No es lo mismo dos meses viendo a una persona una vez a la semana, que viéndola todos los días, así que ya te digo, es algo relativo.

- ¿Cuál es la frase más romántica que te ha dicho algún ligue?
¿Ligue? ¿Qué es eso? (Risas). A lo largo de mi vida he dicho muchas más frases románticas de las que he oído… A veces es mejor ver un gesto, que oír una frase… Es mejor que te demuestren el cariño, a que te digan algo bonito…

- ¿Piensas que el amor nos ciega y puede llevarnos a tomar decisiones equivocadas?
Cuando idealizamos el amor, sí. Por eso es mejor no buscar al príncipe azul y dejar que la vida nos sorprenda.

- Continúa la frase: Al llegar al éxtasis me quedé... ¿Exhausto? (Risas). No sé. Depende de cómo se haya llegado hasta ese éxtasis. No es lo mismo llegar después de un terremoto, que después de un paseo entre las flores…

- ¿Nos podrías adelantar algo sobre tus próximos proyectos?
Después del verano saldrá publicada mi primera novela de terror. No me dejan hablar mucho al respecto, pero tengo muchas ganas de que se abra esa nueva etapa en mi carrera. Sigo con la edición mensual de mi revista Ultratumba, donde se pueden leer mis primeros relatos de terror publicados, y tengo en mente hacer más fotografía. Siempre tengo proyectos, pero en cuanto a la literatura, después del verano habrá noticias interesantes. Por supuesto, seguiré con la novela romántica. No me voy a olvidar de ella.

- Pregunta de Esther Peñas: El color rojo, antiguamente, era el contrario, el opuesto al blanco, porque el negro no era considerado siquiera color. ¿A qué se opone El chico del gorro rojo?
En esta historia se opone a comprometerse, lo que le dara unos cuántos dolores de cabeza a Julio, el protagonista.

- Vamos a entrevistar a Javier Quevedo sobre Cuerpos descosidos, ¿Podrías proponerle alguna cuestión?
Yo le preguntaría si está satisfecho con el resultado de la novela, ahora que ya lleva un par de meses publicada y ha visto la reacción de la gente y la promoción.